Ética en la investigación

ELE-UK organizó en King´s College un seminario titulado “De la práctica en el aula a la investigación de ELE“. Durante el seminario, Isabel Pérez Lamigueiro nos presentó una ponencia titulada  “Ética en la investigación”. 

Isabel ha aceptado compatir su presentación Prezi en nuestro blog donde se pueden encontrar las referencias a las fuentes y una bibliografía sobre el tema. Además, Isabel reflexiona aquí sobre sobre cómo se pueden aplicar los aspectos éticos a la investigación en el campo de ELE.

¿Por qué es importante la ética en la investigación?

La ética es importante en la investigación porque vivimos en una nueva era científica, en la que se ha desarrollado, desde 1966, la llamada ética de la responsabilidad, en la que las investigaciones científicas se conciben como un servicio a la sociedad. En el proceso se deben ponderar los riesgos de las investigaciones con los resultados que de ellas se podrían obtener, y cómo estos aportarían un beneficio social. La investigación científica debe promover valores en la sociedad.

Si ese equilibrio entre riesgo y aportaciones a la sociedad no es acertado, la ciencia no debe llevar a cabo investigaciones de tal tipo ya que el objetivo es evitar consecuencias negativas. Con estas medidas los comités científicos tratan de alejarse del modelo anterior en el que todo valía en aras de la ciencia y en el que muchas investigaciones no respetaban en absoluto a las personas que colaboraban en ellas, o incluso se les mantenía totalmente desinformados, hasta el punto de no saber que, de hecho, eran parte del trabajo de campo de una investigación.

¿Qué son los Comités Éticos?

Son consejos que se forman dentro de todo tipo de instituciones que tengan un aspecto científico o académico, incluso en algunas empresas y ciertamente en centros investigadores universitarios, por ejemplo en el CSIC, en el Consejo de Europa o en la UNESCO. Su objetivo es preservar y mantener este marco investigador de la responsabilidad y hacen referencia a la protección de datos y los derechos de las personas involucradas en estos estudios, así como también consideran el grado en el que una investigación aporta a la sociedad o fomenta valores. Ofrecen directivas para los investigadores y protocolos que los investigadores deben seguir como códigos de buenas prácticas, o estándares de investigación.

¿Cuáles son los aspectos éticos de los que tiene que ser consciente un investigador de ELE?

Un investigador de ELE, como cualquier investigador de ciencias sociales o médicas en las que el material de investigación son individuos, debe tener un alto rigor científico y tener en cuenta tres pilares a la hora de investigar: la autoría de las fuentes (ya sean textos escritos, imágenes, sonidos, vídeos…), los individuos como material de investigación y el sesgo del investigador.

¿De qué forma en las fuentes?

Faltaríamos al rigor científico y a la ética profesional si no citáramos las fuentes en las que nos basamos para elaborar nuestras hipótesis (ya sea con estilos de cita de autoría como APA, Manual of the American Psychological Association, o MLA, Modern Language Association of America, o Chicago, o imágenes o sonidos buscados en la web Creative Commons), e incurriríamos en plagio.

Como profesores de ELE presentamos muchas copias en clase, tal vez modificadas, tal vez de un libro, solemos añadir alguna imagen, a veces incluso un audio o video. Todos ello debe ir referenciado correctamente. Así ofrecemos una muestra a tal vez futuros investigadores de lo que es la dignidad científica y fomentamos valores éticos desde los comienzos. Igualmente estas fuentes se verán reflejadas en nuestras investigaciones, haciendo referencia a manuales, revistas, video, imágenes, esquemas, figuras… y a su creador.

También debemos considerar el auto plagio como una forma poco digna de aumentar nuestras publicaciones y perfil investigador, volviendo a publicar modificado en parte lo que ya se había publicado.

¿De qué forma hacia los individuos?

Como investigadores de ELE utilizaremos en muchos casos a nuestros alumnos como material de investigación, o sus producciones escritas, orales, sus reflexiones o cualquier otra producción, siempre bajo su libre colaboración y consentimiento.

El procedimiento ético estándar se basa en presentarles un documento en el que se declara el uso que se va a hacer de su información/imagen/participación, en qué medios se va a difundir y el propósito de la investigación. Estos participantes deben firmar dicho documento y demostrar así su acuerdo con el proyecto en maneras que resultan no invasivas a su persona, y respetan hasta dónde y cómo quieren colaborar. Estos documentos deben custodiarse como oro en paño y nunca difundirse fuera de los propósitos de dicha investigación, dato que debe constar en dicho documento escrito.

Tendremos siempre que respetar los términos en los que algunos participantes decidan hacerlo, tal vez limitando el uso que se haga de su imagen, voz o escritos.

¿De qué forma en relación al sesgo del investigador?

Se refiere a la integridad y neutralidad del investigador, y la no proyección de sus propias creencias durante la investigación. Este punto se refiere a factores personales o profesionales de los investigadores que podrían modificar los resultados y llevarlos hacia sus propios intereses.

¿Qué factores serían?

Podrían ser personales, por ejemplo, si el investigador ya tiene una idea fija de los resultados que quiere obtener y quiere influir los datos obtenidos hacia esos resultados para demostrar que su punto de vista es correcto y válido. Este factor puede ser difícil de observar a veces en uno mismo, pero el investigador debe rendirse a las evidencias que el trabajo de campo aporta; debe mantener un espíritu inquisitivo neutral e independiente. En los factores personales también podemos citar la competitividad como factor que puede manipular resultados para ganar la mano en tendencias o escuelas enfrentadas o para obtener un mayor prestigio académico científico.

Además, puede haber influencia de la institución en la que se trabaja o la revista o editorial en la que se quiere publicar: la institución / publicación quiere demostrar con datos / estudios que sus postulados son los correctos o convenientes y analiza los datos sesgadamente para que los resultados apoyen sus políticas de actuación.

Por último, no hay que olvidad el financiamiento de la investigación: ajustar los resultados hacia los intereses de la organización que financia una investigación con las estrechas miras de mantener los postulados que dicha institución pueda tener.

¿Cómo se aplica el tema del sesgo del investigador en ELE?

Como investigadores de ELE realizaremos estudios motivados tal vez por nuestras experiencias en el aula, ya sea en relación a cómo adquieren determinados hablantes determinadas estructuras o destrezas, ya sea la evolución de la destreza escrita, ya sea la realización de diferentes actos de habla y su diferencia cultural entre diferentes lenguas o muchos otros aspectos. En todos ellos necesitamos diferenciar entre la certitud de hipótesis que deseamos comprobar y para ello realizamos la investigación (con una mente abierta a lo que el trabajo de campo refleje), y, por otro lado, creencias fijas que van a modificar incluso la observación de los datos del trabajo de campo, para aproximarlos a esas creencias. Es una diferencia básica. Si queremos comprobar una hipótesis, la apertura mental nos ofrece un marco investigador real, ese es el espíritu, mientras que acercar resultados a ideas fijas es más bien un ejercicio de distorsionados cálculos estadísticos, por ejemplo.

Hay otros muchos aspectos de sesgo, como la financiación -si recibimos fondos de una determinada escuela de pensamiento y los resultados tienen que demostrar sus postulados… aunque el trabajo de campo no lo haga- o la institución. La neutralidad e independencia del investigador tiene que ir más allá.

Imaginemos una investigación para ver si los alumnos aprenden mejor una determinada estructura gramatical con ejercicios de huecos. Esta investigación la financia una empresa que realiza ejercicios en línea, con corrección del sistema y solo realiza ejercicios rellena huecos para poder autocorregirse. Si en nuestra investigación llegamos a conclusiones en las que no se deduce que sea mejor, pero tampoco se deduce que sea peor, podría ser “fácil” exponer los resultados de manera tal que la empresa que financia quede en buen lugar y utilice la investigación para demostrar que sus ejercicios son muy eficientes, más de lo que en realidad ha demostrado la investigación. En este caso la neutralidad e independencia investigadora quedaría en entredicho.

En esta nueva visión investigadora, no todo vale. Y se ha desarrollado una manera de hacer en la que el cómo es tan importante como el qué. El destino final de la investigación es la sociedad y sus miembros, y por ello debe mantener ese carácter de aportación social.